La Mota Restaurante

Vacaciones y alimentación saludable

Vacaciones y alimentación saludable

Vacaciones y alimentación saludable: en vacaciones y verano es cuando más nos gusta vernos bien y en forma, sin embargo, es también cuando más descuidamos la dieta y cuando menos deporte hacemos. Parece que tenemos la excusa perfecta para hacerlo, y la realidad es que acabamos comiendo más y peor.Vacaciones y alimentación saludable

Acostumbramos a olvidar nuestra rutina diaria de buenos hábitos. El buen tiempo nos invita a salir, disfrutar de las terracitas, las cañas, el tapeo…y todo esto sin medida ni control puede ser una bomba de relojería para nuestra salud.

El verano es el típico momento del año del que volvemos con kilos de más y sintiéndonos hinchados y pesados. Es una pena perder el esfuerzo del resto del año, sobre todo cuando es posible cuidarse sin renunciar a disfrutar.

Si no queremos renunciar a nada, tendremos que aplicar un poco de sentido común y algunas pautas.

Desde Restaurante  La Mota os dejamos algunos consejos.

  • La ensalada, gazpacho o el salmorejo son perfectos como primer plato o acompañamiento. Nos ayudaran a mantenernos hidratados a la vez que nos sacian.
  • Elegir mejor el pescado que la carne, que aporta más nutrientes y menos calorías y grasas. Cocinado al vapor, horno o plancha es más saludable.
  • Aprovechar la fruta de verano en cualquier momento del día, sustituyéndola por los helados o snacks
  • Sustituir la cerveza o la sangría por agua en alguna de las comidas del día (ya que el alcohol  nos aporta muchas calorías conocidas como calorías vacías, es decir, que solo nos engordan pero no nos dan proporcionan ningún nutriente)
  • En los platos principales se pueden cambiar las patatas fritas por verduras
  • Los mariscos son una buena opción que además nos encanta. El pescado nos aporta buena cantidad de ácidos grasos Omega que son muy saludables para el corazón
  • Hacer algo de ejercicio, andar por la playa o por el monte es perfecto y no suponen ningún esfuerzo

Llevando un mínimo cuidado sin renunciar a disfrutar es posible y nuestro cuerpo nos lo va a agradecer enormemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *